Back to site

Don the Tiger - Varadero LP

Image of Don the Tiger - Varadero LP

18.00

Adrián de Alfonso es uno de los músicos más activos e inquietos del subsuelo musical barcelonés desde hace más de una década. Su presencia destaca no sólo en bandas de tan distinto pelaje como Bèstia Ferida, Veracruz, Capitán y Homenatges, sino también acompañando o improvisando junto a artistas internacionales de la talla de Lydia Lunch, Mark Cunningham o Weasel Walter.

A mediados del 2011 de Alfonso se trasladó a Berlín, donde encontró la energía y el espacio suficiente para grabar “Varadero” , el primer álbum como Don the Tiger tras innumerables demos y encargos para fanzines. “Varadero” rebaja los instintos asesinos del primer tigre (al que le obsesionaba el ruido y la furia de Esplendor Geométrico, Scorn y Keiji Haino) para adentrarse en terrenos más melódicos y emocionantes. De Alfonso ha desamarrado a su tigre en tierra de nadie, consiguiendo que la experimentación y la canción se asocien con insospechada naturalidad.

Las nueve baladas y medios tiempos que conforman el disco (diez en la edición vinilo) se arriman al bolero, el tango y el blues sin por ello hacer ascos a la oscuridad esencial que late en la anterior producción de este coruñés. Los primeros Bad Seeds, This Heat, Matt Elliott, Eden Ahbez, Eyeless In Gaza, Tricky, Cocteau Twins, Swans, Akauzazte, Gallon Drunk, Tom Waits, Suicide… El ADN de Don the Tiger está regulado por todos esos nombres, si bien su música apunta en direcciones que poco o nada tiene que ver con ellos. Parece mentira como un trabajo construido sobre muestras grabadas en la adolescencia, ritmos rotos hechos con la boca, arreglos de feedback y golpes a la pared puede ofrecer cosas tan diferentes según el oído con el que se escuche.

“Varadero” fue mezclado en 2012 por el palermitano Valerio Tricoli (ahora en PAN Records), del que Dan Warburton (The Wire) una vez dijo: “seguramente lo mejor que ha salido de Italia desde Luigi Nono”. Anteriormente Tricoli había producido al neozelandés Dean Roberts. Ni más ni menos. La masterización corrió a cargo del inglés Danny O’Really, quien se ha sembrado una reputación trabajando con gente como The Birthday Party, The Saints o Evangelista.

TODOS LOS ENVÍOS SON CERTIFICADOS

Sold Out